Villa Amparo, la casa donde vivió el escritor Antonio Machado en Rocafort durante la Guerra Civil, acogerá a poetas, actores, intelectuales y profesores en el nuevo ciclo literario que arrancará este miércoles y se prolongará durante 4 meses.

Organizado por la Conselleria de Cultura, con la adhesión de ‘Pactem: pacte per la lectura’ y la campaña ‘Llegim’, y con la colaboración del Ayuntamiento de Rocafort, con este ciclo se pretende, por un lado, abrir las puertas de la casa que acogió, durante la Guerra Civil, a uno de los poetas e intelectuales más universales, Antonio Machado, con la voluntad de ensanchar uno de los espacios escritos más importantes de nuestro territorio, lugar para el diálogo y la memoria y, al mismo tiempo, establecer una programación literaria que incorpore una oferta cultural de calidad, rica, atractiva y diversa en tendencias, estilos y procedencias.

De este modo, el ciclo se inaugurará este 14 de septiembre a las 19:00 horas con la presencia de la escritora nicaragüense Gioconda Belli, una de las voces más destacadas de la literatura hispanoamericana.

El ciclo continuará con otras propuestas, como recitales de poesía a cargo de una de las actrices más importantes del cine español, Mercedes Sampietro, que hará un itinerario poético que irá de los versos de Antonio Machado a Francisco Brines. Y también contaremos con el recital ‘Machadianament, Marc Granell’, a cargo del rapsoda Vicent Camps.

La programación se completará con la presencia de nombres como el de Manuel Vilas, Marta Sanz, Mario Obrero, Teresa Pascual, David Trashumante, Aina Garcia Carbó o Begonya Pozo. Habrá espacio también para el debate y la reflexión; conversaciones con Anacleto Ferrer y Artur Heras, una conferencia sobre Azaña y Machado a cargo de Jesús Cañete, o sobre las pioneras de la Edad de Plata a cargo de Purificació Mascarell.

Cuatro meses de actividades literarias en esta casa donde Antonio Machado vivió entre los años 36 y 38, cuando el Gobierno de la República se instaló en València. Un lugar que se asemejaba “un poco al paraíso”, así lo describió el poeta; una casa por donde pasaron a visitar a su huésped otros intelectuales como Alberti, Octavio Paz, María Zambrano, Neruda o Max Aub.

A pesar de que Machado llegó a Villa Amparo ya enfermo, deshecho también moralmente, fue una época en la que no dejó de escribir y publicó con constancia, sobre todo artículos para colaborar con el Gobierno de la República. Inmortalizó la esencia de esta casa con el poema ‘Amanecer en Valencia. Desde una torre’. Y, con el adelanto de las tropas franquistas, tuvo que huir de Rocafort. De aquí se desplazó hasta Barcelona, y de allí, a Francia, donde murió el febrero del año 39 a Colliure.

La estancia de Machado en Villa Amparo coincidió también con un acontecimiento importantísimo: la celebración en València del Segundo Congreso Internacional por la Defensa de la Cultura y su papel activo junto con algunos de los escritores e intelectuales más importantes del momento, como Anna Seghers, Nicolás Guillén, Bergamín, Vallejo, León Felipe, Miguel Hernández, Lagston Hughes, Auden o Tristan Tzara.

Fuente: HortaNoticias