Villa Amparo es una de esas residencias que nacieron a finales del XIX y principios del XX, al amparo del boom del veraneo burgués. Rocafort, Godella o Nàquera se convirtieron en el espacio perfecto para gente adinerada donde edificar una segunda residencia para pasar los meses de estío. La casa principal, con unas dimensiones que bordean los 500 metros cuadrados, ocupa el centro de una parcela ajardinada que supera los 3.000 metros.

Relataba José Machado en “Últimas soledades de Antonio Machado” como su hermano “se quedaba todas las noches ante su mesa de trabajo, rodeado de libros”. “Metido en su gabán, desafiaba el frío escribiendo hasta primeras horas del amanecer, en que abría el gran ventanal para ver la salida del sol o, en otras ocasiones, y a pesar de estar cada día menos ágil, subir a lo alto de la torre para verlo despertar, allí lejos, sobre el horizonte del mar”. Fue así como nació “Amanecer en Valencia“, donde escribió: “y el sol que asoma,/ bola de fuego entre dorada bruma,/ a iluminar la tierra valentina… / ¡Hervor de leche y plata, añil y espuma,/ y velas blancas en la mar latina!/ Valencia de fecundas primaveras,/ de floridas almunias y arrozales,/ feliz quiero cantarte, como eras…”.

Hoy el escenario de todos esos recuerdos, todas esas vivencias, el lugar donde escribió estos versos, está a la venta.

La noticia al completo en los siguientes enlaces:

Levante: Se vende la villa de Machado.

Valenciaplaza.com: La casa donde Antonio Machado se refugió en Rocafort durante la Guerra Civil está a la venta.